Monarquia parlamentaria

 

07 de agosto de 2005

Principal
Juan Carlos I

 

Los herederos de Alfonso XIII

 Alfonso XIII (1886-1941) y Victoria Eugenia de Battenberg (1887-1969) tuvieron seis hijos: Alfonso (1907-1938), Jaime (1908-1975), Beatriz (1909-2002), Cristina (1911-1996), Juan (1913-1993) y Gonzalo (1914-1934).

 Doña Victoria Eugenia, hija de la reina Victoria de Inglaterra, tuvo que convertirse al catolicismo para casarse. Fue la transmisora de la hemofilia, una enfermedad que los descendientes de la reina Victoria de Inglaterra habían propagado por casi todos los tronos de Europa. Fue motivo de desunión entre toda la familia. En su lecho de muerte en Roma el rey se negó a recibirla.

 El primogénito Alfonso renunció a su derecho al trono en 1933 para casarse con la cubana Edelmira San Pedro, una joven de rica familia. Se divorció en 1937 para casarse con Marta Rocafort, otra cubana, de la que se divorcia seis meses más tarde. Hemofílico, muere en accidente de coche en 1938, saliendo de un local en el que estaba empleada  Mildred Gaydon, alias “La Alegre”, cigarrera de un club nocturno, con la que, al parecer, pensaba contraer nuevo matrimonio.

 El menor, el infante Gonzalo, era también hemofílico y murió desangrado en Austria en 1934 tras un accidente de tráfico en el que conducía su hermana Beatriz.

 Beatriz y Cristina eran portadoras potenciales de la hemofilia motivo por el que muchos de sus posibles pretendientes se alejaban aterrados de sus vidas. Tuvieron que pasar años hasta que, ya casadas y con hijos, pudiera confirmarse que no habían sido transmisoras del mal.

 Tras la renuncia de Alfonso, el siguiente en la línea sucesoria era Jaime, el infante sordomudo. Alfonso XIII forzó su renuncia al trono a favor de su hermano Juan, el siguiente hijo varón. El argumento principal para ello fue que su minusvalía le incapacitaba para reinar, sobretodo porque no podía mantener conversaciones telefónicas.

 Alfonso XIII emparejó a Jaime con doña Enmanuela Dampierre, aristócrata, hija de la princesa de Rúspoli y de un militar francés, el vizconde Dampierre. Se casaron en Roma el 4 de marzo de 1935 y no asistió la reina (que por entonces vivía en Inglaterra). Consolaron a la novia diciéndole que tampoco había asistido a la boda de Beatriz y Alessandro Torlonia.

 De este matrimonio nacieron dos hijos: Alfonso y Gonzalo que eran totalmente diferentes. Alfonso era serio. Gonzalo era un viva la virgen que se casó tres veces: con una periodista (Carmen Harto), una modelo (Mercedes Licer) y una aristócrata italiana (Enmanuela Pratolongo).

 Alfonso casó con la nieta de Franco, Carmen Martínez Bordiú, hija de Carmen Franco y del médico Martinez Bordiú. De este matrimonio nacieron dos hijos. El mayor, Francisco, murió en un accidente de tráfico. Queda el segundo, Luis Alfonso (1974) que es el uno de los pretendientes a la corona de Francia.

Alfonso murió decapitado por un cable mientras esquiaba

 Los legitimistas franceses defienden los principios sobre los que se asentó la monarquía francesa desde el primer rey de Francia, Hugo Capeto. De acuerdo con estos principios el heredero de la corona francesa debía ser el familiar primogénito varón católico, más cercano al rey. En la revolución francesa de 1789, Luis XVI fue asesinado. El pariente más cercano al rey era su hermano Luis XVIII que murió sin descendencia. A este le sucedió su hermano Carlos X que tuvo que exiliarse junto con su heredero el conde de Chambord. Al morir este sin descendencia la herencia francesa pasó a la segunda rama Borbón, la española. Cuando el pretendiente carlista Alfonso Carlos, duque de Anjou y de San Jaime murió en 1936, la jefatura de la Casa de Borbón recayó en Alfonso XIII. A este le sucedería en sus derechos su hijo Jaime y después su nieto Luis Alfonso.

 La vida cotidiana de la familia de Alfonso XIII se hizo cada vez más difícil debido al racionamiento tras la entrada de Italia, en 1940, en la II Guerra Mundial. El día que el barrio de San Lorenzo fue bombardeado la familia decidió trasladarse a Suiza donde residía la reina Victoria Eugenia. Al finalizar la contienda en 1945 volvieron a Roma.

 

Don Juan Carlos I sucede a Franco

 Con Franco moribundo, el 12 de noviembre de 1975, el futuro rey, entonces Jefe de Estado en funciones, mandó al General Díaz Alegría a París con la misión de impedir que el Conde de Barcelona, su padre, hiciese público un manifiesto reivindicando sus derechos al trono a la muerte de Franco. El príncipe se enteró a través de Luis Gaitanes. Don Juan no llegó a publicar el que hubiera sido su tercer manifiesto: dos contra el caudillo y otro contra el hijo. El General le convenció que no tendría el apoyo del ejército que por el contrario sí apoyaría al príncipe.

 El 26 de noviembre de 1975, el presidente de las Cortes, Alejandro Rodríguez de Valcarcel, cesa por extinción de su mandato. Torcuato Fernández Miranda, que entonces se entendía muy bien con el rey, fue colocado en ese puesto para sacar adelante los proyectos de reforma, sin olvidar que al Consejo del Reino, del que formaba parte, le competía elaborar las ternas de nombramientos.

 

 

Principal | Arbol Genealógico | La Unidad de España | Casa de Austria | Casa de Borbón | Bonaparte | La Restauración | Casa Saboya | La 2ª Reinstauración | Monarquia parlamentaria

Este sitio se actualizó por última vez el: 07 de agosto de 2005