Fernando VI

06 de agosto de 2005

Principal
Felipe V
Luis I
Fernando VI
Carlos III
Carlos IV

 

1713-1759

 

Hijo de Felipe V y de su primera esposa, Luisa Gabriela de Saboya.,

 Melancólico y depresivo como él, también tenía que recurrir a la terapia de la música, cultivada en su corte por Farinelli y Scarlatti. De igual forma que Felipe V, estuvo dominado por su mujer la portuguesa Bárbara de Braganza.

 Doña Bárbara de Braganza era fea de campeonato. Nuestro embajador en un despacho a Madrid escribe: “La cara de la infanta ha quedado muy maltratada después de unas viruelas, tanto que afirmase haber dicho su padre que solo sentía hubiese de salir de su reino cosa tan fea”. En un despacho posterior que acompañaba el retrato de la princesa comenta: “No está nada semejante porque además de encubrir las señales de la viruela se le han favorecido considerablemente los ojos, la nariz y la boca, facciones harto defectuosas”.

 Fernando VI no podía tener hijos. En un despacho a la corte de Francia su embajador dice que “le falta naturalmente lo que por artificio se quita en Italia a los que se quiere hacer entrar en la música, de manera que el príncipe tiene muchos fuegos pero no produce ninguna llama ni resultado alguno propio de la generación”.

 Hereda el trono español a la muerte de su padre (1746). En los comienzos de su mandato tuvo que luchar contra las intrigas de su madrastra Isabel de Farnesio. Para quitársela de enmedio, Fernando VI le concede permiso para adquirir la finca de la Dehesa y Coto Redondo de Riofrío donde ella podía contruir una pequeña ciudad-Corte, en donde sería la monarca absoluta. Así nació el palacio de Riofrío, cercano a La Granja. Con el tiempo Riofrío se convirtió en exclusivo coto de caza. 

Su política exterior fue de paz y neutralidad armada, resistente a las presiones de Francia e Inglaterra. La política americana fue también positiva y productiva para el tesoro, con acuerdos con Portugal (tratado de Madrid de 1750). 

En el interior fomentó la construcción naval para la Armada, potenciando la puesta a punto y la producción de los astilleros de El Ferrol, Cartagena y Cádiz. Además de estas obras públicas, se fomentaron otras, como la construcción de caminos, la apertura del puerto de Guadarrama, o las de regadío, iniciadas con el comienzo de la construcción del canal de Castilla.

 Por su parte la reina Bárbara, comprendiendo que no podía tener hijos y que, por lo tanto, no podría ser enterrada en el Escorial, decidió levantar en Madrid un suntuoso edificio para que albergase los restos de los dos. Para ello fundó el Real Monasterio de Religiosas Salesas que fue ocupado por monjas venidas de Italia. Este edificio alberga hoy lo que es el palacio de justicia y la iglesia conocida como Santa Barbara o Las Salesas.

 El último año de su vida, y a consecuencia de la muerte de su impopular esposa en 1758, Fernando estuvo encerrado en Villaviciosa de Odón, sumido en profunda locura, con la administración paralizada y una España sin rey, pese a lo cual la monarquía siguió funcionando hasta que llegó de Nápoles su hermano Carlos III.

 

 

Principal | Felipe V | Luis I | Fernando VI | Carlos III | Carlos IV

Este sitio se actualizó por última vez el 02 de agosto de 2005